Qué hacer en caso de tener un accidente de tráfico

Los accidentes de tráfico abarcan uno de los puestos más alto en el índice de mortalidad de
toda España. A medida que la población crece también se incrementa a su vez la cantidad
de coches en las calles y las personas que transitan diariamente.

Un accidente de tráfico puede ocurrir por casi cualquier descuido, tanto del conductor como
del peatón. Por eso que es necesario tomar precauciones y entender qué hacer en el caso
inevitable de que os encontréis en uno.

También es importante estar consciente de las medidas de seguridad que se pueden tomar
en esos casos, como por ejemplo usar el cinturón de seguridad o marcarle al 112 para pedir
ayuda si se está presenciando una emergencia.

En el caso de que se encuentre involucrado en un accidente de tránsito y usted sea
conductor de uno de los vehículos afectados, debe intentar mantener un contacto amistoso
e inteligente con los demás implicados en el accidente.

De esta forma se logra mantener la calma en ambas partes y llegar a un acuerdo con
respecto a las aseguradoras a la que los involucrados posiblemente estén sujetos .

Siempre se debe tener la mejor actitud ante las otras personas implicadas en el accidente.
A pesar de que en momentos así es difícil mantener la calma, siempre se debe acudir a ella
para no tomar decisiones precipitadas ni hacer que los demás implicados la pierdan.

En el caso de que usted sea el afectado en el accidente, debe conocer que posee dos
posibles vías a las cuales acudir en caso de reclamo, estas son las vías judiciales y
extrajudiciales.

Siendo usted el perjudicado en el accidente, y eligiendo la vía judicial, tiene el la ventaja de
que existen los abogados de accidentes de tráfico en Tenerife que pueden ayudarlo a
reclamar lo que por derecho le pertenece. La aseguradora necesitará un perito para
determinar el precio de los daños de su vehículo y el accidente deberá ser informado en el
plazo de 7 días como máximo para que no existan problemas.
Si desea tomar la vía extrajudicial, no tiene que acudir a juicios ni contratar abogados que lo
ayuden. Simplemente llegar a un acuerdo con la aseguradora para que ambas partes
consigan lo que necesitan.

En el caso de que uno de los implicados se niegue a colaborar para llegar a un acuerdo,
puede llamar a la policía para que junto con ella se llegue a un acuerdo mutuo. También es
importante saber que si existe un lesionado o si alguien necesita ir al hospital, los gastos
correrían por parte de la aseguradora del conductor culpable.

Cuando el accidente ocasiona daños materiales se debe llegar un acuerdo entre todos los
implicados y se debe pagar entre todas las compañías aseguradoras de los mismos.
Para evitar todo el problema que implica un accidente de tránsito es preferible, por mucho,
abstenerse a tomar riesgos en la carretera para no perjudicar a nadie, ocasionar daños a
terceros ni poner en riesgo la vida de nadie.

Use el cinturón de seguridad, respete las normas viales, no beba ni consuma ningún tipo de
sustancia psicotrópica mientras conduzca. Entienda que el tiempo es importante, pero no lo
suficiente como para poner en riesgo su vida y la de sus seres queridos.

Cuando ocurren este tipo de situaciones existe una fina línea entre la vida y la muerte. Sin
importar la magnitud del accidente, puedes evitarlo siendo consciente de tus actos y
aprendiendo a ser prudente en todo momento mientras conduces.

Saber estas pequeñas cosas y llevarlas a cabo no sólo pueden evitarte un mal día lleno de
estrés, grúas y aseguradoras. Sino que también te evitarán la probabilidad de que ocurra
una tragedia irreparable.

Leave a Reply